La ley de tránsito nacional no se pronuncia al respecto del traslado de animales en vehículos, pero la mayoría de las leyes provinciales sí. Como la 13.637 de Buenos Aires, por ejemplo, que en el artículo 64, inciso 4, establece que "ningún conductor podrá llevar animales en el asiento delantero" y aclara que "éstos deberán ser transportados en el asiento trasero y atados con correas de modo que no puedan saltar al asiento delantero"

Para cumplir con cada una de las leyes provinciales, en la Argentina se venden cinturones de seguridad específicos para perros. Según el tipo de producto, van enganchados al sistema original del cinturón de seguridad para pasajeros o a los bulones de fijación de los asientos.

QuieroTodo™ , Tiene para ofrecerte  varios accesorios para que transportes comodamente a tus mascotas.

Si viajamos con un perro suelto en los asientos y tenemos un accidente a 50 km/h, el animal multiplicará su masa hasta cincuenta veces. En caso de impactar contra alguno de los ocupantes, podría ocasionar daños severos. Atarlos con un cinturón en el sector trasero opuesto al conductor es la manera más segura de llevarlos.

Los veterinarios recomiendan no medicarlos sin consultar previamente con un especialista, darles la comida principal al final del día o cuando se llega a destino, detenerse cada dos horas a darles pequeñas dosis de comida (siempre seca) y agua, y colocar una medalla identificatoria con su nombre, propietario, domicilio y teléfono.